Cascada de las Ánimas es un emprendimiento de ecoturismo ligado a la Familia Astorga, con hondas raíces en San Alfonso.

Llegó a vivir a fines del siglo XIX la hija de Tomas Barriga y Carmen Grossi, Florinda Barriga, en lo que entonces era un fundo eminentemente ganadero...

foto_antigua
Eduardo Astorga y Eugenia Moreno
Aquí conoció, se casó y formó una familia de ocho hijos con Máximo Astorga, entonces administrador de unos yacimientos de yeso cercanos, fundando un linaje que hasta hoy mantiene un estrecho vínculo con San Alfonso. Es más, hace cerca de un siglo los Astorga Barriga donaron los terrenos en los que hoy se ubican la escuela, la cancha de fútbol, el retén de Carabineros y otros lugares comunitarios, colocando los cimientos del futuro pueblo.

Hace cuatro décadas uno de los hijos de la pareja, Eduardo Astorga, decidió impulsar una empresa familiar dedicada al turismo. Con el apoyo de su esposa, Eugenia Moreno, y de sus diez hijos, idearon transformar las 3.600 hectáreas del fundo San Alfonso en el Centro de Ecoturismo Cascada de las Ánimas, una jugada novedosa, ya que en esa época el concepto del ecoturismo era desconocido en Chile.

Se inició así una seguidilla de innovaciones que han caracterizado el quehacer de la familia en la industria turística chilena, teniendo siempre a la preservación del medioambiente en el centro de su atención. Por ello ha impulsado importantes proyectos de recuperación de fauna en peligro de extinción y de suelos afectados por la erosión, habiendo plantado sobre 30.000 árboles entre especies autóctonas e introducidas en el curso de las últimas dos décadas. Debido a esta misma preocupación, durante tres años de tenaz lucha se opuso al paso del gasoducto que, con grave peligro sobre la flora y fauna de la zona, pretendía construir el consorcio formado por Gas Andes y Nova Corporación al interior de Cascada de las Ánimas. La disputa finalmente se resolvió a favor de los Astorga, obligando a la modificación del trazado original.
Luego de este episodio, se dispuso convertir al centro turístico en un Santuario de la Naturaleza, razón por la cual hoy una de las áreas protegidas más importantes de la zona central de Chile.

La aspiración de mantener inalterado el entorno natural de San Alfonso y el gran potencial que Cascada de las Ánimas tiene para el turismo de intereses especiales, motivó a los numerosos nietos de Eduardo Astorga y Eugenia Moreno a integrarse a las actividades del Centro de Ecoturismo. Esta tercera generación, encabezada por Sebastián Herrera Astorga en la Gerencia General, se ha encargado de profesionalizar el negocio y de plantear nuevos proyectos de ecoturismo, uno de los cuales es Cascada Lodge.

Así, una herencia de más de 100 años y el actual espíritu emprendedor se unen en la actualidad para invitarlos a disfrutar los diferentes servicios que brinda Cascada de las Ánimas, teniendo al entorno cordillerano que rodea a San Alfonso como inmejorable telón de fondo. ¡Los esperamos!
developed-zet